Llevamos un 2021 algo complejo para el ámbito de la ciberseguridad respecto a los servicios públicos y gubernamentales Españoles.

Primero empezamos con el RansomWare más conocido como «Ryuk» que infectó todo el sistema del SEPE (Servicio de Empleo Público Estatal) dejando así a miles ciudadanos y empresas sin poder tramitar solicitudes tales como ERTES o Solicitudes de desempleo, además se han producido retrasos en las prestaciones por desempleo.

No bastó con eso que en unas pocas semanas Hackearon el Ayuntamiento de Castellón convirtiendo así a España en un pais muy vulnerable a estos ataques poniendo en duda la seguridad informática de nuestras instituciones públicas. Cabe destacar que este tipo de ataques no solo paralizan los sistemas y las infraestructuras, si no que también hacen público los datos extraidos de miles de ciudadanos además de una filtración de documentos confidenciales o críticos.
Hay que destacar que se ha puesto de manifiesto que nuestras infraestructuras así como organizaciones gubernamentales no están preparadas para responder adecuadamente a este tipo de ciberataques.

Lo que ya finaliza por ahora en cuanto ataques se refiere ha sido a las páginas webs del INE, Justicia y otros ministerios de España como Economía dejándolas así con una gran Denegación de Servicio y por ende sin acceso a estas.
Todo el panorama que estamos teniendo a nivel de ciberseguridad aparentemente se está demostrando que en España no se tiene una ciberseguridad como es debida, dejándola así de lado siendo esto lo más importante a tener en cuenta dado los tiempos que corren. (HAY QUE DEJAR CLARO QUE LA CIBERSEGURIDAD TENIENDO EN CUENTA QUE VIVIMOS EN LA ERA DIGITAL DEBE DE PREVALECER SOBRE CUALQUIER SISTEMA YA QUE DE ELLO DEPENDE EL CORRECTO FUNCIONAMIENTO DE LOS MISMOS) No hay mayor error que pensar que la ciberseguridad no prima.
Se rumorea incluso por propias fuentes Confidenciales que son ataques provenientes de Rusia, o eso dicen ya que con un simple VPN dirijes un ataque desde donde mejor te venga.
¿Seguiremos con la misma ciberseguridad en España? ¿Seguirán sucediendo ataques a entidades públicas, ayuntamientos, servicios importantes y más? ¿Se convierte España en un foco fácil para atacar?
Esperemos que en los próximos meses todo esto cambie y España como nación tenga los medios técnicos y humanos necesarios para poder responder o repeler estos ciberataques.

 

Dejar comentario

Su dirección de correo no será publicada.