No se nota de forma directa en la factura de la luz, pero los fabricantes y proveedores de los servicios tienen que recurrir a un enorme caudal energético para que el usuario disfrute de la nueva era digital. El simple visionado de un vídeo durante 10 minutos equivale al consumo de un móvil durante 10 días, cinco horas sin parar de escribir y enviar correos con un documento adjunto de un mega o encender un horno de 2.000 vatios a máxima potencia durante cinco minutos […]

Pero al consumo durante la utilización de los aparatos hay que añadir el generado para su fabricación. En el caso de un móvil, de acuerdo con el informe LEAN ICT, antes de comprarlo ya se ha empleado un 90% del total de la energía que requerirá teniendo en cuenta una vida útil de dos años […]

 

Lee el artículo completo aquí: El abuso del móvil también contamina

Dejar comentario

Su dirección de correo no será publicada.